Saturday, May 20, 2006

consideraciones primarias acerca de lo eterno


Yo me puse a llorar, pero no de una manera normal y formal, es decir dejando que mis lágrimas se deslizaran suavemente por las mejillas, sino de una manera salvaje, a borbotones, más o menos como llora Alicia en el País de las Maravillas, inundándolo todo.
Carnet de baile, ROBERTO BOLAÑO en "Putas Asesinas"


La tristeza está ahí, parasitando eternamente.
La tristeza se desplaza por el torrente sanguíneo, se interna en el cerebro y va a explotar al corazón como si fuese un proyectil o una granada.
¿Buscar el sentido?
No hay muchas esperanzas que copen el desasosiego y la incertidumbre.
Al alzar la vista, no hay respuestas; al dirigirla hacia el horizonte, un páramo desértico y aves carroñeras.
¿Resignarse?
No existe obstáculo más grande que la tristeza.
El llanto que ahoga la voz, las lágrimas que deforman los ojos, el fluir de la desgracia sobre el rostro.
El abismo está a pocos metros, haciendo guiños, llamando amablemente. Aparte de absurda, la vida también es irracional, terriblemente incongruente, puesto que ha trazado caminos que no conducen a ninguna parte, que al final sólo propician una buena cuota de fluctuación, que más es miedo, que más es tristeza disfrazada, que más es eso y no otra cosa.
Alejarse de cualquier camino ya trazado, de cualquier camino por trazar con herramientas de segunda, compartidas.
La vida es bella en teoría.
La vida es una teoría que ni siquiera alcanza a comprobarse; excepto si se sufre.
Beber un vaso con tristeza, vomitar tristeza, extirparse un grano de tristeza, hacer fila con las manos limpias para recibir tristeza.
Los ojos son un par de vejetes embusteros si afirman que esto es bello.
Una joroba de lágrimas, un peso que hay que cargar en una cuesta, un balde que se va rebalsando pero que nunca se vacía por completo.
Vivir en una telaraña de tristeza y no saber cómo despegarse ni adónde ir cuando la araña esté dormida.
El problema radica en ignorar esto y otras cosas, o más bien, no querer saberlas. Llorar está bien, es natural y hace bien al organismo, se dice.
Dormir y despertar llorando, ¿es natural?
¿En dónde se aprende a dejar de llorar?
El sufrimiento, el verdadero sufrimiento no desaparece, se camufla adentro y allí se está, como invernando.
Luego brota disfrazado de temor, de rebeldía, de ira, de pesimismo, de adicción, de autosuficiencia, de asco, de locura, de evasión.
Tristeza y sufrimiento, monstruo bicéfalo, bastardo de la realidad, de la conducta humana.
Fingir escapar hacia unos brazos que quieren alejarse.
Fingir trazar un camino hacia la felicidad, hacia la prosperidad y los mejores momentos de una vida: la mejor retahíla de mentiras certeras.
El arte nos da una mano, temporalmente.
Asirla entonces, fuerte, hasta quedarnos con el pellejo entre los dedos, aunque sea.
Pero cuidado, al dejar el cuerpo, triunfalmente, algún día invernal con olor a carne muerta, nos llevaremos consigo algunos jirones de tristeza (y nada se podrá hacer para evitarlo)


Rafael Romero Manifiesto © 2005.

14 comments:

Die Walküre said...

La tristeza desborda,a veces nos hace llorar...pero no todo es dolor.
De estas pequeñas cosas,de detalles,recuerdos, personas y momentos se complementa mucho más la vida...
La alegría,un poco de felicidad...puede estar a la vuelta de una esquina,en las lineas de un texto...en una llamada,un saludo y una sonrisa...nada se pierde intentando las cosas...dejando de negarse y arriesgarse...
Cuidate mucho
Auf Wiedersehen!

Mar de Isaac said...

Alguna maldita lagrima se me escapa, y lo hace solo para burlarse, solo para decir que soy debil sentimental, solo para hecerme recordar que en algun momento fui feliz...

Vamos tristeza, ya que estas aqui para que te habras de retirar?

Anonymous said...

Si claro, y te quedás así como si nada, como si todo. Esperando con los extremos de tus extremidades abiertos, o casi que parecen simples ranuras en donde se puedan colar, cascadas de tu amargura, o mi tristeza, que se yo.

THANATOS.

Filos en Mundo de Sofía said...

Me gusto mucho el escrito, uno va y viene de las palabras para perderse como protagonista en ellas siempre.

saludos,.

Elva*

Lucia said...

El problema radica en la palabra, pues no existe exaserbo personal desanimoso que no deleite sus penas en el arrullo solitario de la infima pobreza del sufrimiento. Alabo desaguar mis penas y aun rezo que no dure tanto en este cuarto frio, pero si para algo soy tan buena sera para dejar correr el agua en el rio.

Ambar said...

Por ahí arriba lo decían, solo que yo no considero que sea una burla de la memoria para recordarte que alguna vez fuiste feliz, es una de las caras de nuestros sentimientos( casi siempre la que mas a parece), pero están las otras y no podemos abandonarlas solo prque existe esa certeza totalmente innegable de que vamos a volver a llorar.

Me encantó.
Un beso

Oceanida said...

Chapo!
Saludos

Juan Diego said...

¿Para usted la tristeza es eterna? Aunque el texto sea interesante, no lo comparto. Creo que die walküre tiene razón, o al menos eso es lo que pienso yo... el pesimismo no es bueno, en exceso.

CienpiesCavernario said...

Vivo entre la tristeza desde que naci. Sin embargo me llego el hartazgo de sentir vacio siempre, de llorar por mi inadecuada forma de vida (segun varias personas) y decidi liberarme, no quiero que nada me ate, menos algo que me desgasto tanto como la tristeza...
Exelente texto, felicitaciones.

Oceanida said...

Chapo, quiere decir que realmente es bueno lo que has escrito, que me encanto.

La tristeza inunda las sabanas de vertigo, ese que recorria en las noches cuando la estatua de la luna me aletargaba en las lagrimas.

Gracias por visitarme y por esas letras...me gusta tu estilo.

Cronicas en Hi-Fi said...

Dijo Walt Whitman:
"Las agonías son mi muda de ropa"
Y J.L:Borges:" Mis instrumentos de trabajo,son la humillación y la angustia"
Y H.Miller:"Estoy bailando la danza del alma,apretando el gatillo contra la última emocion".
Yo solo creo en las emociones genuinas,no las que nos vende el sistema.
La tristeza te dice que TODAVÏA está VIVO.
Nestor

coed said...

La tristeza es del color de la sangre y se distribuye como la sangre, eso lo sabía un poco, pero me lo ratificaste con el texto... un texto que leí en rojo. Espero estés bien, saludos.

Chamila said...

La tristeza, esas penitas que llevamos aquí dentro...
Nos duelen y al mismo tiempo nos fortalecen.
Besos.

Almacaraluna said...

La tristeza y el amor son huespedes inesperados, llegan se instalan en tu corazón, se bañan en tu sangre, se sonrojan en la piel, se visten con vos. Se instalan.

Saludos con destellos de luna