Monday, February 26, 2007

momentum II


Ella se había soltado de mi mano y en su boca llevaba un bebé pingüino. Ya no corríamos. La poca comodidad de un banco de cemento, nos era suficiente. Traté de besarla y acabé vomitando. Tomó el bebé pingüino y empezó a frotarlo en sus pechos. Estaba tratando de darme a entender que quería destetarme, que ya no era necesario darme de sus pechos. Y vi su rostro, convertido en escaparate. Y sentí mi corazón, convirtiéndose en antena. Y entonces recordé que nada de eso podía ser verdad, puesto que, para empezar, yo aún era una niña. Y el Sol titilaba, como nerviosa estrella cansada de estar en el mismo altar de siempre. De pronto, Ella lloraba; el pajarraco había huido de sus manos. Yo veía el suelo. Yo veía como brotaban pequeñas cabezas de alfiler en el suelo. Ella me dijo que vendría más seguido; tres veces cada año bisiesto. Por su olor a forastera, supe que mentía. Y el Sol allá, histérico, llamando la atención de los mortales. Quiero que me penetres antes de la medianoche, me confesó cruzándose de brazos. No respondí. Pasó un minuto. El golpe que me hizo entender que debía obedecer, cambió mi estado. Entonces nos pusimos de pie, robamos una bicicleta de madera y pedaleamos juntas. El eco de la tarde reverberaba en mis oídos. Besé su vulva de cera derretida. Había anochecido. Ella era el Limbo y yo su idea prematura. Los días oscuros en los que cerdos decapitados aparecían para incitarnos al delirio, habían terminado. En algún lugar de su cuerpo, más allá de su blusa de satín, quedaron mis ojos taciturnos.

9 comments:

Pablo Hernández M. said...

Texto lleno de imagenes evocadoras y excitantes... la que mas me gusto fue las cabezas de alfileres saliendo del suelo
un saludo desde Cobán city

sole said...

es verdad... lo de las imágenes.

algun día voy a mostrarte la teoria de la maldita esperanza

mientras tanto seguiré tratando de entender el texto que acabo de leer.

Loredana said...

lo del pingüino me gustó.

CRITICA 33 said...

Loco cuando compres de nuevo de esa marihuana me mandas un cachin jajjajajjaj.

Muy buena vida para vos.

Javi! said...

uy! una eternidad que no pasaba por acá! me alejé un tiempo de los blogs por falta de... no de inspiración... bueno no sé por qué en realidad.

como siempre me gustó tu texto. esa manera tuya de dibujar con tus palabras me encanta ojalá pudiera yo escribir asi. precioso... la historia fuera de lo común fué lo mejor.

nos leemos entonces

un abrazo,

javi!

Angélica said...

ayyy has hecho lo que yo no he podido! y es poder narrar de esta manera, siempre me asalta la racionalidad de las imagenes... ha sido delicioso leerte. Gracias

Ramona Torres said...

quién dijo que era simple???





P.

Arte said...

Ella era el Limbo y yo su idea prematura.

Embriagante

IGNACIO said...

Siempre quedan impregnadas las imágenes en nuestro rostro, que por cierto en este post, bien parecieran entre metafóricas de fondo, abstractas de lecturas, y reales al terminar de leerlo al completo.

Un abrazo amigo.