Wednesday, March 19, 2008

intento*


no quiero quedarme en el intento
de romper tus abyectas barricadas de ridículas rencillas
lo haré, traspasaré la anatomía del color
de las antagónicas instancias desiguales
y de la Historia blasfema y enfermiza
te diré, en todos los dialectos comprensibles,
que soy tan verbo y sustantivo como tú y como el resto
que huelo a tu olor y sé a lo que sabes
que camino igual que tú hacia lo desconocido
y construyo andamios bajo el signo de lo humano

los adjetivos que señalan y dividen no me sirven
tampoco una mirada de soslayo sumida en la sutil indiferencia
y en el asedio de unos ojos infectados por la idiotez
de pretender debilitar la dignidad y la vergüenza
tus pasos, lo ves, me obligan a retroceder como un cangrejo
como alguien a quien le han mostrado un futuro enmohecido
y, ahora contrariado, se resiste a darlo todo por sentado
los muros de hormigón que constituyen tus ideas
y que insultan la levedad y la inocencia de los otros
impiden que las manos se entrelacen, que los cuerpos se estremezcan

no quiero quedarme en el intento
de seguir soplando fuerte sobre ti y tu armadura
podría dedicarme a contemplar estatuas
pero prefiero aventurarme a ver lo que se cuece dentro
lo que germina, viaja como el polen y enriquece
afuera, en ese abrumador estadio, me hallo desprovisto
pero respiro y me seduce una avalancha de destinos
y me pregunto, ¿qué haces tú para perderte?,
¿a quién engañas escupiendo rasgos e inventándote etiquetas?
párate, aún resisto aquí, acércate y verás que soy espejo




*A propósito de las Jornadas Antirracistas, SOS Racismo, Madrid, Marzo-Abril, 2008.



Fotografía archivo personal © Rafael Romero 2008

8 comments:

Fernando said...

Entiendo lo dificil que es quedarse parado, ver y dejar pasar la hipocresía.
Tus versos son un intento de no ser insensible a las desgracias e injusticias. No te quedes quieto y abre las manos. Sé tú.
Un abrazo

Prado said...

movimiento, movimiento perpetuo. sin disfraces, creo.

Recaredo Veredas said...

Magnífico poema para una de las pocas causas indiscutiblemente justas.

IDENTIDAD said...

bueniiiisimo

La Filistea said...

Y no te quedarás en el intento Rafael, sos de esas personas que sobresalen.Enardeciste a muchos con estas letras.

Exelente.

Una paisana tuya que se siente muy orgullosa de tu talento.
Abrazos.

Juan Pablo Romero Fuentes said...

no quiero quedarme en el intento...


puta, el inicio de tu escrito es genial vos.

...me seduce una avalancha de destinos
y me pregunto, ¿qué haces tú para perderte?,
¿a quién engañas escupiendo rasgos e inventándote etiquetas?
párate, aún resisto aquí, acércate y verás que soy espejo.

Sos grande hermano!

Estela y los cuates del Mula Mayor said...

rafa, todos nos sentimos orgullosos de vos... qué nivel, dios!!!!!!!!!!!!!!!!!

poemazo de los bueno, uuhhhh!!!

¿para cuándo el libro?

Anonymous said...

A veces los cuates nos hacen creer que somos los mejores escritores del mundo, vos sos buen poeta y el poema que publicás es bueno, tiene emoción, pero le hace falta un poco de limpieza, le sobra un adjetivo por aquí, un lugar común por allá, cositas que le restan ritmo. Es cuestión de darle unas cuantas leídas más.

Fernando