Saturday, April 08, 2006

¡ave, Rabelais! (apócrifo)


—¡Por todos los santos y diabólicos zurullos! ¡PARDIEZ! El Cielo impida soltarme así durante luengos tiempos, arrapiezos, por lo menos hasta que la primavera se haya ido —expuso sesudamente Gargantúa, a la vez que soltaba un extenuante aunque conservador alarido—. Luego de asentir con gestos infantiles, Berruguete y Penécrator procedieron a limpiar aquel enorme culo empleando la bandera de Fundiscola, poner en su lugar sendos calzones color vinagre y deslizarse de un montículo de metro y medio de altura construido para denigrantes fajinas. En sus chozas, los simpáticos mozos disertaban ante sus atónitas esposas las ideas de su amo, quien luego de encuclillarse a deponer, volvía a sus aposentos y lloraba amargamente añorando tantos cocidos, mondongos, caldos, avellanas a las brasas, guisantes en salsa verde, albóndigas de ternera, codornices, capones armados, chuletas, manjares blancos, garbanzos, costillas, pavos reales, muslos de colimbos, grullas escabechadas, pasteles de ajo, cebollinos en vinagre, gansos en salsa de mantequilla, tetillas de cabra, caparrones con pimiento, tocinos, habichuelas y vinos bretones desperdiciados.

5 comments:

Pablo Fuentes said...

jajaja!
a mi me dio risa.
me parece gracioso.
esta muy bueno, pero sabes que lamentablemente no tengo facilidad de expresar que parte me gusto mas, pues todo me parece genial. por lo tanto lo que puede decirte es: EXCELENTISIMA MIERDA!

adirock said...

estoy enamorada de la foto...soy fan

Trenzas said...

Me has hecho recordar lo mucho que disfruté leyendo las aventuras y desventuras de los glotones y bondadosos gigantes de Rabelais.
Y no puede extrañarme el llanto de quien tanto se ha deleitado comiendo exquisiteces y no tenga otro remedio que deshacerse de ellas. El único consuelo es pensar que así le queda holgado espacio donde ubicar las que consumirá en el próximo banquete :DD
¿Y que otra cosa puede esperarse de alguien que al nacer ya grita "¡A beber, a beber..!"
Me he divertido mucho.
Un abrazo, amigo

coed said...

coda: envidiable inspiración... como si hubieras hablado de sexo y eso, ya sabes.

Álvarez said...

dulce embriaguez, dulce risa, dulce bocado, dulce m!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

¿y entonces?