Friday, August 05, 2005

letanía a los malditos


Lo siento, lo que escribe está un poco fuera de contexto, no es lo que los guatemaltecos quieren leer / No podemos arriesgarnos a publicar algo así; muy pocos lectores se atreverían a comprar un libro con las cosas que usted escribe / Es interesante, pero no es precisamente lo que acostumbramos a publicar aquí; pensamos en algo más… como le dijo… accesible / En este país el lector convencional es que el manda; lo suyo definitivamente no está encaminado hacia un lector de este tipo / Mire, honestamente, el lector masa prefiere lecturas más sencillas, que no requieran de tanto esfuerzo, que se limiten a entretener antes que a pensar / Sabe qué, es sólo un consejo, no sé, debería probar escribir algo que el lector pueda leer de un tirón, así, así, sin necesidad de recurrir a un diccionario / Esto carece de contexto social… sus historias se quedan en el aire; dudo que el lector guste de algo así y usted sabe, esto es un negocio / No se complique tanto; déle el pan masticado y verá como su libro se vende como pan caliente / El lector es como el cliente, siempre tiene la razón, piense en esto y siga tratando, oportunidades habrá muchas / Estamos interesados en libros que hablen de las consecuencias de la guerra, de temas actuales, del peso de la ciudad sobre el individuo / Déjenos su material y nosotros lo llamaremos luego de consultar al consejo editorial, pero no le aseguramos nada / Si escribiera como los demás, si explotara esas temáticas, probablemente hablaríamos de algo más serio para el futuro / En esta editorial sólo le publicamos a escritores serios, de renombre, como fulano o zutano, por ejemplo / Si usted se compromete a pagar la publicación, quizás exista una oportunidad a largo plazo, pero… / Es muy difícil que a un escritor como usted le publiquen en estos tiempos, no lo digo sólo por usted, hablo en general / Voy a ser sincero con usted: los espacios en esta revista ya están ocupados / ¿Conoce usted a alguien del consejo editorial? No hay duda que esto podría favorecer su deseo por… / En la actualidad las lecturas rápidas y sencillas son las más recomendables; su trabajo carece de estas características; ése es el único problema / Lo sentimos, en este momento, no estamos aceptando ningún tipo de propuesta / En términos de venta, no creemos que sería factible sacar al mercado un libro de esta índole / No sé cómo le vaya sonar esto, pero la literatura light es la que funciona en estos días; si usted está dispuesto a… / No buscamos innovación; buscamos continuidad; es parte de los parámetros de la editorial / Me temo que su propuesta, como usted le llama, cae en la pretensión; o sea, seamos realistas, observe ese lenguaje rebuscado / Lea a fulano o a mengano, quizás podría hacer un intento y adecue sus historias al estilo de estos; aquí se venden mucho / Ajá, vamos a ver, guatemalteco, ¿eh?... Sí, mire, la verdad nosotros trabajamos más con otro tipo de latinoamericanos, digamos, más cultos y… / Perdone, lo que usted escribe está bien, pero el nombre de su agente literario no aparece registrado, entonces…

Y sin embargo, todo sigue estando bien aquí.

4 comments:

Julio Avendaño said...

Coloso panegírico a la incomprensión, derrame de bilis virtual sin estancamientos de compromisos corruptos ni vértigos de puritanismo intelectual... ¿qué decir además como entre estas contra otras tan disímiles?

Quincey said...

Verdad, verdad y más que verdad. Me perturba la noción de realidad que presentás en este post... Además, logro percibir un transfondo que se hace común al de muchos escritores: la rabia y el cansancio al rechazo. Un día, la gente va desear haberte leído antes. Suerte, ambos sabemos lo que se siente.

Cabrera said...

Lo más maldito es que no solo acá pasa esto... Deberías enviar tu texto a un periódico o a alguna editorial... aunque es arriesgado, creo que la harías de vocero... y que se pudran todos, ¿me entendés?

pepe milla said...

volvéte urbano, codeáte con algún cabezón, pagá por un tu premio, mamá verga, comprá mara del medio, eso hacé, y vas ver que las cosas cambian... testimonios hay, compadre, si te enteraras...